UNA PRÓTESIS CON “TARUGO”

En el argot de la delincuencia más o menos “fisna” se denomina “tarugo” al soborno de una cierta entidad ya que, en caso de tratarse de pequeñas cantidades se llama “astilla”. En el lenguaje del Código Penal, simplemente cohecho si el que cobra es funcionario o “mordida” si se trata de operaciones entre particulares. Y para que el ciudadano vez que en todas partes cuecen habas y que no se trata siempre de los mismos, o sea, de los políticos, ahí va un tarugo médico.

Tras una investigación de la Guardia Civil llevada a cabo en las provincias de Barcelona y Tarragona fueron detenidas nada menos que 47 personas, muchos de ellos médicos de la sanidad pública y algunos de la privada esa de lujo en la que te vas a operar de un quistecito y te cuesta un riñón, acusados de colocar a los pacientes prótesis de rodillade determinada marca que estaban caducadas, en ocasiones desde diez años atrás. Los médicos cobraban unos 400 euros de “comisión” si eran de la sanidad pública y hasta 1500 en el caso de clínicas privadas. Los Sabuesos de la Benemérita descubrieron también que el fabricante de las prótesis había pagado a dos doctores y a sus esposas un viaje estupendo a Egipto “para taparles la boca” (textual en las diligencias)  por un fallo que habían detectado. Los imputados serán acusados de nada menos que los siguientes delitos: prevaricación, malversación, alteración del precio en concursos públicos, tráfico de influencias, cohecho, omisión del deber de perseguir delitos, fraude, estafa, corrupción entre particulares, falsedad documental, contra la salud pública y blanqueo de capitales.

Casi nada y lo peor del caso es que la cosa no se queda ahí y la Guardia Civil va a seguir tirando del hilo en casos de corrupción en la Sanidad de Cataluña en una macro operación  que llaman “El Caso Innova”. Y gracias a la rapidez de la actuación policial, los acusados no podrán decir que es mentira porque la empresa que “tarugueaba” anotaba cuidadosamente las cantidades que entregaba a los presuntos, mencionando incluso el “concepto”.

 

Dejar una opinión