El país vasco. Suma y sigue.

Las normas de buen gobierno del Ayuntamiento de San Sebastián, prohiben el pastoreo en zonas urbanas y menos cuando se trata de un emblemático parque como el de Ametzagaña. Pero mira por dónde, los de Bildu que son de todo menos modernos aunque se hagan psar por progres, han decidido sustituir al equipo de padres de familia que se dedicaban al noble trabajo de la jardinería, por unos rebaños de ovejas que cumplirán con el encargo de segar la hierba del parque. Creo, por cierto, que sin ser dadas de alta en la seguridad social y trabajando únicamente por el sustento. Ole sus hue…!!

La excusa para tan retrógrada , ilegal y antisocial medida era que con el pastoreo ecológico, selectivo, cachondo y tocapelotas se va a ahorrar el consistorio una pasta en los próximos años. Los trabajadores que perderán el curro no se han pronunciado y a los ovinos, de momento y que se sepa, no se les ha preguntado al respecto. La calificada como  ´éxperiencia piloto´´por la concejala de la cosa  la tiene tan emocionada con el proyecto que piensa ampliar a otras zonas. Menos mal que han perdido las elecciones y que a lo peor se tiene que jalar a los animales para sobrevivir, pero hay que pensar señores ciudadanos que desde el mayor de los respetos les digo que cada cual tiene lo que se merece. Yo, desde luego, me libro porque no les voté….ni pienso hacerlo.

Dejar una opinión