EL MUERTO AL HOYO….Y EL VIVO, AL BOLLO

publicado en: Timos destacados | 0

En tan sólo una semana, tuve conocimiento a través de correspondencia que mantengo con algunos policías de dos casos de estafas a la Seguridad Social en forma de cobros de pensiones correspondientes a personas fallecidas. Por eso, he decidido añadirlos s las páginas de éste libro para general conocimiento y los he llamado el timo del familiar del muerto, o sea, el muerto al hoyo y el vivo, a lo suyo, o sea, al bollo como dice el refrán. Me explico.

Uno de los casos, ocurrió en Valladolid y hay un encausado que quiso quedarse con el dinero de la pensión de su compañera sentimental y la indemnización por un accidente cuando la relación entre ambos había finalizado años atrás. El “vivo” fue descubierto y va a ser juzgado.

Y en Algeciras (Cádiz), una mujer fue detenida por haber estado cobrando la pensión de su madre, una mujer que falleció en el año ochenta y cuatro. O sea que ha estado diecinueve años viviendo del cuento. Lo curioso es que la susodicha se hizo la tonta y dijo “no saber nada” cuando lo cierto es que por falsificar, había falsificado hasta certificados médicos que acreditaban la precaria salud de la difunta. ¡Y tan precaria!

Y es destacable también por lo insólito, el caso de una estafadora que cobró durante más de veinte años la pensión de su difunta suegra. Para ello, falsificó desde fés de vida y estado hasta certificaciones de nacimiento y lo que se le pusiera por delante. La descubrieron porque en determinado momento hubo de presentarse con la difunta suegra en la seguridad social y, claro, ante la ausencia de la titular, la estafadora se hizo acompañar de una anciana que no supo estar a la altura de las circunstancias, motivo por el cual fue descubierta por el astuto funcionario.

Dejar una opinión