EL ASESINO EN SERIE (PRESUNTO) DE MAJADAHONDA

publicado en: Actualidad | 0

Algún día, alguien tendrá que poner los puntos sobre las ies en esto del secreto del sumario. Siempre que se comete un un crimen tremendo, un delito de esos que se llaman de los “de amplio eco social” o alguna barrabasada semejante, se produce una colisión entre el interés y derecho de los periodistas a saber para cumplir con su deber de ser notario de la actualidad y el escaso interés de parte de los Jueces en facilitar datos. De acuerdo que es con razón muchas veces porque la transmisión pública de datos puede perjudicar la investigación policial aparte de que se pone en peligro el derecho a la presunción de inocencia a la que todo ciudadano tiene derecho.

Sin embargo, y aclarado todo lo anterior, lo que no es de recibo es que la aplicación del secreto del sumario origine una bronca entre los jueces y, en el caso que nos ocupa, la Benemérita. El un@ por preservar el secreto y los otros, por aquello de facilitar la tarea de los medios de comunicación. Haya paz y en cualquier caso, lo más importante es el resultado. O sea, que si el culpable lo es, que acabe en la trena. Y que le cunda.

 

 

Dejar una opinión