Detenidos decenas de grafiteros.

publicado en: Actualidad | 0

Los eficientes miembros del cuerpo de la Guardia Civil, acaban de culminar con éxito una macro operación contra los grafiteros, esos tipos que disfrutan ensuciando paredes, puertas de cierre de comercios, cajas de camiones, monumentos históricos y hasta trenes, con un saldo de varias decenas de detenidos y una evaluación de daños que se sitúa por encima de los dos millones y medio de euros. La parte más importante de este relevante servicio ha sido la llamada Operación Vagón en el transcurso de la cual fueron detenidos 59 “artistas” del spray que habrían ensuciado nada menos que 8.000 metros cuadrados de superficie de trenes en varias provincias españolas, entre ellas Murcia y mi querida Soria. La guardia Civil no lo tuvo fácil ya que en primer lugar había que contar con la rapidez de las acciones y la movilidad de los autores de las pintadas y en segundo lugar que su campo de operaciones se extendía por todo el territorio nacional. Por otra parte, averiguaron los agentes que los individuos formaban una especie de comandos que llegaban incluso a detener los trenes tirando de los frenos de emergencia y aprovechando los minutos de confusión para hacer las pintadas y salir precipitadamente. Por supuesto actuaban también en hangares de depósito de convoyes y en las vías muertas de las estaciones y lo más chusco del caso es que rivalizaban entre ellos para ver qué grupo era capaz de pintar más y con más riesgo y publicitando sus acciones en las redes sociales ya que mientras unos pintaban, otros lo grababan. El Benemérito Instituto, o sea, los colegas de la Guardia Civil, los acusan de los delitos de daños, desórdenes públicos y pertenencia a organización criminal ilícita, siendo todos estos ilícitos penales constitutivos de graves infracciones aunque, eso sí, sancionadas con penas no demasiado graves ya que en el mejor de los casos la pena privativa de libertad -que nunca se cumpliría aunque el “artista” fuera reincidente- nunca sería superior a los tres años. Si que sería exigible por la vía civil el pago de los daños causados en los bienes públicos o privados, pero me temo que una oportuna declaración de insolvencia sería más que suficiente como para que se fueran de rositas. ¡Una pena!.

roter3

Dejar una opinión