EL CASO DE LA VIDENTE Y EL CABALLERO ENAMORADO

Érase una vez un caballero que estaba enamorado hasta las trancas de una señora….pero héte aquí que la señora en cuestión, una moza de buen ver, no estaba por la labor y no le hacía ni caso. Desesperado el caballero, se deja seducir por los cantos de sirena de una buena amiga que le recomienda contratar los servicios de una bruja-vidente a los efectos oportunos.

Contratados los servicios de la presunta conseguidora de hechizos, el caballero de nuestra historia se desplaza hasta la provincia de Zaragoza y allí le comentan que la cosa está clara como el agua clara, aunque en este caso se trataba de un agua especial: Debía bañarse todos los días de madrugada en una bañera llena de agua con pétalos de flores y no fallar ni un solo dia. Después, tenía que frotarse con tierra sacada de un cementerio y así, en un plazo de unas cuantas semanas, la moza deseada caería rendida en sus brazos.

Laparra, que haciendo honor a su apellido estaba en la parra, se olvidó un día de hacer el baño ritual y se lo dijo a la bruja. ¨Pues chico,lo siento….a lo mejor ahora no funciona el conjuro porque te dije que había de ser diario…

Por supuesto, no funcionó y eso que el de la parra siguió dando dinero para arreglar el asunto. Al final, se sintió estafado y trató de recuperar su dinero, nada menos que CIENTO SESENTA MIL EUROS, y ante la negativa de la bruja decidióo ir a su casa con dos matones y un par de pistolas  para llevarse lo suyo. Denuncia a la Benemérita, Juzgado de Guardia, juicio….y al final, el de la parra con una condena a ocho meses de carcel por eso que el en el Código Penal se llama ¨realización arbitraria del propio derecho¨´ que es lo mismo que tomarse la justicia por su mano, y la pasta para la bruja no sabemos muy bien porqué….A lo mejor por aquello de ¨Santa Rita, Santa Rita, lo que se da no se quita¨…

Lo curioso es que a la hora de devolverle el maldito parné a la bruja, el ministro Montoro se ha quedado con la mitad para los tributos de Hacienda que la bruja había dejado de pagar como por arte de magia. Y colorín, colorado….

 

 

 

Dejar una opinión